Zaragoza estrena el documental Albatross para denunciar los residuos plásticos

Ingeniería Sin Fronteras Aragón y otros colectivos presentan este lunes el documental Albatross de Chris Jordan que trata la problemática actual de los plásticos en los océanos. En tres décadas, ha pasado a ser omnipresente en todo tipo de objetos, pero, por su mala gestión, unos ocho millones de toneladas acaban cada año en los mares. Zaragoza.- Dentro de la campaña “En Zaragoza, Mejor del Grifo”, Ingeniería Sin Fronteras Aragón y otros colectivos presentan este lunes 11 de junio a las 18.30 horas en el Centro Joaquín Roncal, y por primera vez en España, el documental Albatross de Chris Jordan que trata la problemática actual de los plásticos en los Océanos.

El plástico ha inundado nuestra vida diaria. En tan solo unas décadas ha pasado a ser omnipresente en todo tipo de objetos y materiales por sus características (flexibilidad, durabilidad y ligereza) y bajo precio. Se puede encontrar en envases de productos, en los propios ingredientes de cosméticos, en el textil de la ropa, en materiales de construcción y en multitud de utensilios y objetos.

Al igual que su producción, el aumento de residuos de plástico se ha incrementado de forma dramática inundando no sólo nuestra vida diaria si no también los Océanos. Como consecuencia de una mala gestión de los residuos o de su abandono, unos 8 millones de toneladas de plásticos acaban en los mares y océanos anualmente, formando el 60-80% de la basura marina, teniendo un impacto muy negativo en la vida marina. Debido a que los plásticos son materiales de gran durabilidad (una botella de plástico PET necesita 700 años para comenzar a descomponerse) en el medio marino por acción de la luz solar, el viento y el oleaje, llegan a fragmentarse hasta llegar a pequeñas piezas inferiores a 5 milímetros (microplásticos) o incluso microscópicas (nanoplásticos) llegando a la cadena alimentaria, lo que las Naciones Unidas ha denominado como una “bomba tóxica”.

Se desconoce la cantidad exacta de plásticos en los mares pero se estiman unos 5-50 billones fragmentos de plástico, sin incluir los trozos que hay en el fondo marino o en las playas. Es un problema global que está aumentando de forma alarmante.

La reducción en el consumo de plástico es responsabilidad de todas las personas, tanto de quienes fabrican el producto, quienes lo consumen y las administraciones que gestionan los residuos.