La Muestra de Cine de Ascaso resiste a la tormenta y cuelga el cartel de “aforo completo”

La Muestra de Cine de Ascaso resistió a la tormenta en la inauguración de su séptima edición y colgó el cartel de aforo completo. Durante la jornada se inauguró la exposición “Sobrarbenses refugiados” y, pese a que se suspendió la proyección del documental “Cien días de soledad”, se celebró un coloquio alrededor del medio ambiente. Zaragoza.- Los peores pronósticos atmosféricos se cumplieron. Pero la Muestra de Cine de Ascaso demostró anoche en la inauguración de su séptima edición su consolidación como cita cultural imprescindible de la agenda veraniega del Pirineo aragonés. La lluvia, los rayos y el viento no impidieron que Ascaso colgase el tablón de “aforo completo” en la primera jornada del festival. Más de un centenar de personas se enfrentaron al complicado puerto forestal que separa la carretera principal de los mil metros de altura a los que se encuentra la aldea, demostrando su gran amor por el cine y lo que significa este festival.

Lo hicieron para asistir, al caer la tarde, a la primera actividad programada por la muestra: la inauguración de la exposición “Sobrarbenses refugiados”, dedicada a todos los vecinos de esta comarca que buscaron refugio en Francia durante la Guerra Civil Española. A lo largo de la Calle Única del lugar, una selección de fotografías cuenta cómo fue la huida de la población civil a través de los Pirineos, tras los bombardeos aéreos que sufrió la localidad de Bielsa hace 80 años, en lo que se denominó “el Guernica aragonés”. Para presentar la exposición, se acercó hasta Ascaso José Buil, cuya madre y tíos atravesaron en plena adolescencia el puerto viejo camino de Saint Lary. José, ciudadano francés, ha trabajado a lo largo de estos años en la recopilación de fotografías y testimonios de lo que fue la Bolsa de Bielsa y la búsqueda de refugio en los valles franceses. Para la ocasión, Buil contó con un acompañante especial: su tío, de más de 90 años, originario del valle de Bielsa, qué vivió en sus propias carnes estos trágicos acontecimientos.

Decenas de personas acompañaron a Buil durante el recorrido que se hizo por la exposición, entusiasmados y atentos, a pesar de que la tormenta amenazaba, asomándose tras el gran monte al que mira Ascaso: el monte Nabaín. Comenzó la lluvia y todos los asistentes se refugiaron en la borda, que este año ha estrenado nueva iluminación. Allí pudieron despedirse con tranquilidad de José Buil y su tío, que recibieron un fuerte aplauso de reconocimiento por su labor de conservación y difusión de la memoria histórica.

Estuvieron presentes en esta cita el alcalde de Boltaña, José Mari Giménez y, por supuesto, los invitados de esta primera jornada de la séptima “muestra más pequeña del mundo”: José Díaz, director de “Cien días de soledad”, el documental que abre esta edición de la Muestra; y Manuel Montes, director del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, joya natural que este año cumple su centenario como espacio protegido. Día presentó su película, en la Era del Cine. En ella, Día se rueda a sí mismo recluido en una cabaña en el parque natural de Redes, en Asturias durante un largo periodo de cien días, siendo autosuficiente y desconectándose del mundo moderno y de sus avances, sólo dedicándose a filmar la gran riqueza natural de semejante marco natural.

Sin embargo, las inclemencias del tiempo, con varios momentos de fuertes lluvias, provocaron que la proyección se suspendiese. La organización ha decidido reprogramarla para hoy a las 18.00 horas en el Palacio de Congresos de Boltaña, de nuevo contando con la presencia de su director. Pero entonces, cuando la noche parecía frustrada, la “magia” de Ascaso jugó su papel. Casi un centenar de asistentes tomaron asiento a cubierto, en las sillas o el suelo de piedra de la borda. Se llevó un coloquio de horas de los espectadores con José Día y Manuel Montes. Se habló de todo: de la película, de naturaleza, de espacios protegidos, y sobre todo, de la gran importancia de la educación para seguir progresando en la conservación y disfrute del medio ambiente. Se produjo un debate rico, en el que se mostraron diferentes puntos de vista.

Esta noche, la Muestra de cine de Ascaso proyecta el largometraje ‘Wallay’. Como siempre, todo está preparado para que se celebre en Ascaso, pero si el tiempo lo vuelve a impedir, se trasladará la sesión al Palacio de Congresos de Boltaña. Si anoche algo quedó claro es que esta Muestra es imparable.