El Festival Internacional de Cine de Huesca crece hasta los casi 8.000 espectadores

La 45ª edición del Festival Internacional de Cine de Huesca congregó un total de 7.816 espectadores, una cifra récord en la última etapa del certamen que, para la organización, “ratifica el éxito de una ambiciosa apuesta a nivel de programación”.

Uno de los grandes objetivos de la cita era la ampliación de públicos y los datos muestran unos resultados por encima de las expectativas: un crecimiento del 33% en tan sólo dos ediciones marcado por hitos tan destacados como el lleno del Teatro Olimpia en la entrega de los Premios Luis Buñuel (que recayeron en Costa-Gavras y Álex de la Iglesia), alcanzar la barrera de las 200 personas en alguna de las sesiones de cortos o la gran afluencia a las exposiciones, que en esta edición se convertían (como es el caso de la muestra de fotografía de gran formato: “Platea”), en un potente reclamo.

Desde la organización, otro eje fundamental es el de abarcar al mayor número de colectivos que conforman la sociedad y, por ello, algunas actividades como “Mayores al Festival” o “Niños al Festival” se han convertido en estandartes del programa, al igual que las colaboraciones con Cadis o el Instituto Aragonés de la Mujer, que abren una gran oferta cultural destinada a todos los públicos. Los cortometrajes son la esencia del certamen y, como tal, la organización los cuida al máximo; un cuidado que está refrendado por cerca de 3.000 espectadores, lo que supone casi el 40% del total, dando clara muestra de que es la base a nivel organizativo y de público.

En el apartado de la repercusión mediática, el certamen mantiene una fuerte presencia en espacios nacionales de radio, televisión e internet con más de 720 impactos y un centenar de entrevistas. El número de periodistas acreditados también crece, pasando de los 65 en 2016 a los 81 en este 2017. Destaca el fuerte impacto internacional en países como México, Grecia, Venezuela, Chile, Rumanía o Uruguay, donde se han dedicado múltiples espacios informativos a la actualidad del Festival.

Las redes han sido de nuevo otro de los puntos destacables; gracias a un incremento en la actividad se ha conseguido un mayor impacto social. El crecimiento medio de la comunidad de @festivalhuesca en Facebook, Twitter e Instagram ha sido del 24,1%, logrando una influencia total de 4.295 seguidores. México, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Francia, Reino Unido y Estados Unidos son los países más presentes entre la comunidad de seguidores. Por su parte, la web recibió cerca de las 50.000 visitas entre marzo y junio, llegando a las 1.000 visitas diarias en el mes de junio.

Según los datos ofrecidos por la organización, “la valoración económica que se podría extraer de todo este análisis equivaldría a varios millones de euros, todos centrados en la repercusión del certamen y la marca Huesca en medios de comunicación. Todo ello, con el 95% de los proveedores de la cita provenientes del Alto Aragón”.

NUEVA DIRECCIÓN

El 46º Festival Internacional de Cine de Huesca tendrá nueva dirección. Azucena Garanto, en el cargo desde 2015 cederá el testigo a un nuevo responsable de cara al próximo certamen que tendrá lugar en 2018.

“Se ha hecho un gran trabajo en estas cuatro ediciones que llevo en el comité de dirección y gracias a todo el equipo, se puede afirmar que el Festival está donde por historia y peso internacional se merece”, declara Azucena, quien apunta la naturalidad de este relevo consensuado con Fundación y equipo de trabajo; “es un puesto que exige el dos cientos por ciento y una constante renovación para mantenerse en primera línea, siento que he cumplido una etapa y ha sido todo un privilegio estar al frente”, concluye la oscense que ahora se tomará un tiempo para abordar nuevos retos profesionales.

Por su parte, la Fundación presidida por Ramón Lasaosa, no puede sino agradecer todo el trabajo realizado, “Azucena es una gran directora y gracias a ella y a todo el equipo que ha formado, el Festival ha seguido ganando relevancia nacional e internacional”.

Respecto al relevo, Ramón, confirma que es una decisión importante que no se debe tomar apresuradamente, “Azucena está cerrando esta edición y por nuestra parte lo fundamental es dar continuidad a todas las líneas de trabajo que se han marcado en estos últimos años”, concluye Ramón.