El Festival de Cine de Huesca premia a Álex de la Iglesia y Costa-Gavras


Dos leyendas unidas por el Festival de Cine de Huesca se han dado la mano esta tarde y se han reconocida en su manera de trabajar. El director franco-griego Costas-Gavras y el realizador español Álex de la Iglesia reciben esta noche el premio ‘Luis Buñuel’ como homenaje a unas trayectorias de referencia europea y mundial que, además, se forjaron en el mundo del cortometraje, la apuesta principal del certamen oscense con numerosos concursos para distinguir a artistas consagrados y noveles.

Ambos han dado una rueda de prensa esta tarde en la Diputación Provincial de Huesca. De la Iglesia, además, ha señalado que una de sus películas favoritas es ‘Desaparecido’, de Gavras, quien se ha expresado en todo momento en un más que correcto castellano. Los directores han reflexionado sobre su oficio en el mundo actual. Para Costa-Gavras y Álex de la Iglesia, el séptimo arte aspira a ser siempre político y a explicar el mundo. El español ha calificado al franco-griego como “el último representante de una forma de dirigir que es muy difícil de imitar”.

“Algunos cineastas entretienen, pero él explica cómo es el mundo y eso es algo que ya no está en nuestras pantallas”, ha destacado el director español, al que preocupa que “Gavras sea único”. De la Iglesia ha distinguido a otros realizadores “que están para ganar dinero” y se ha definido a sí mismo como “un payaso, un bufón”. De la Iglesia siente que “nosotros no somos lo suficientemente valientes para reflejar el mundo de esta manera”, y ha teorizado acerca de que “todo el cine es político, pero hacer cine político en este país supone un cierto grado de pretensión al que no quiero ceder”.

Costa-Gavras, de 84 años, ha señalado “que todas las películas importantes hablan de la sociedad”, y que más que un director político, considera que hace “espectáculo”. “Los actores son los que trasladan al público la historia, no es el director de fotografía ni el decorador. Todas las cintas relevantes provocan emociones”. Gavras no quiere “crear una escuela”. El Festival de Cine de Huesca alcanza hoy su ecuador y ya había entregado el premio Luis Buñuel a leyendas del cine como Carlos Saura, Bertrand Tavernier o Stephen Frears.