El Campus de Huesca revisa desde el lunes el cine cubano de la última década

El Campus de Huesca de la Universidad de Zaragoza realizará, durante el mes de noviembre, un recorrido por el cine cubano de la última década. El thriller político, la ciencia ficción, la comedia, las historias costumbristas o el cine bélico forman la programación. “Ciudad en rojo”, de Rebeca Chávez, abrirá el ciclo el 5 de noviembre. Zaragoza.- El Campus de Huesca de la Universidad de Zaragoza realizará, durante el mes de noviembre, un recorrido por el cine cubano de la última década. El filme de Rebeca Chávez “Ciudad en rojo”, abrirá el 5 de noviembre, un ciclo que incluye ocho películas, no proyectadas en las salas comerciales españolas, que firman realizadores como Fernando Pérez, Daniel Díaz Torres, Gerardo Chijona o Juan Carlos Cremata. La Facultad de Empresa y Gestión Pública acoge las sesiones, que tendrán lugar, los lunes y miércoles, a las 19.00 horas, hasta el día 28.

Esta segunda entrega del ciclo de “Cine cubano contemporáneo” del Aula de Cine Universitaria, se centra en la cinematografía actual de la isla caribeña, a través de películas de distintos estilos, y de variados géneros. El thriller político, la ciencia ficción, la comedia, las historias costumbristas o el cine bélico conviven en la programación. Entre los realizadores seleccionados, explica Luis Antonio Alarcón, coordinador del ciclo, los hay con mayor o menor trayectoria, pero “todos son importantes y con experiencia”. Entre ellos destaca la figura de Fernando Pérez, autor de La vida es silbar (1998), Suite Habana (2003) o Últimos días en La Habana (2016), de quien se ofrecerá su primera producción independiente, La pared de las palabras (2014).

“Ciudad en rojo”(2009) es el primer largometraje de ficción de Rebeca Chávez, una realizadora con una larga trayectoria en el documental. Este thriller político, basado en la novela Bertillón 166 de José Soler Puig, sitúa al espectador en Santiago de Cuba, al final de la dictadura de Batista. Allí narra un día de la vida de un grupo de jóvenes revolucionarios, marcado por la represión y la violencia, que permite a la realizadora hacer una reflexión sobre esta última.

“La película de Ana” (2012), programada también para la primera semana, concretamente el miércoles 7, es la última obra del desaparecido Daniel Díaz Torres, un director que, como Rebeca Chávez, inició en los años 70 una carrera cinematográfica en la que combina ficción y no ficción. Esta cinta, que fue candidata a Mejor película iberoamericana en los premios Goya, revisa las peripecias de una actriz sin mucha suerte profesional –encarnada por Laura de la Uz– que se convierte, por excepcionales circunstancias, en directora audiovisual para filmar un “documental” sobre la prostitución en Cuba.

El día 12 se ofrecerá “Esther en alguna parte”, película de 2013 de Gerardo Chijona, que narra el encuentro entre dos ancianos de muy distintas personalidades que acabarán siguiendo juntos el rastro de las dos mujeres a las que amaron, mientras construyen una amistad que les transformará. Le seguirá, dos días después, “Contigo pan y cebolla” (2014) de Juan Carlos Cremata, filme en el que, con el pretexto de la compra de un frigorífico, muestra las alegrías y sinsabores de una típica familia cubana de finales de los años cincuenta.

El ciclo continúa el día 19 con otra película del mismo año, “Omega 3”, de Eduardo del Llano, que es la representante en él del cine de ciencia ficción, género poco frecuentado por los cineastas cubanos. Una guerra mundial donde se combate entre vegetarianos, macrobióticos y ovolácteos por la victoria de una u otra forma de alimentación, enmarca la historia.

La citada “La pared de las palabras”, cierra esa semana. Su director Fernando Pérez, es también un realizador iniciado en el documental en los años 70, que se ha centrado posteriormente en el cine de ficción obteniendo numerosos re conocimientos en festivales de3 América y Europa. Jorge Perugorría e Isabel Santos protagonizan “La pared de las palabras”, en la que se aborda la vida, entre la institución médica y la familia, de un joven afectado desde la infancia por una distonía que le impide comunicarse.

“Bailando con Margot”, de Arturo Santana, y “La emboscada”, de Alejandro Gil, dos producciones de 2015, cierran el ciclo los días 26 y 28 de noviembre. Una historia policiaca en 1958, coincidiendo con la victoria de la revolución cubana, enmarca la primera película, que es, a su vez, el primer largometraje de Santana, un realizador formado en el videoclip, la publicidad y el largometraje. Finalmente “La emboscada” hace una aproximación a las relaciones y contradicciones humanas, que afloran en cuatro personas enfrentadas a una situación límite provocada por la guerra.

Este mismo ciclo se proyectará en el Colegio Mayor Pedro Cerbuna de Zaragoza, del 12 al 22 de noviembre.