El Aula de Cine del Campus de Zaragoza revisa el cine alemán de los últimos años

El Campus de Zaragoza se une a la celebración del veinte aniversario de la Asociación Aragonesa de Germanistas y Profesores de Alemán con la programación del ciclo “Cine alemán del siglo XXI”, en el que se aproxima a las producciones de este país de los últimos años. Cinco largometrajes de diversos géneros, de la nueva generación de realizadores germanos, se proyectarán, entre el 7 y el 22 de febrero, a las 19.30 horas, en el CMU Pedro Cerbuna (C/Domingo Miral, s/n)

Herbert, de Thomas Stuber, película que fue galardonada en los premios del cine alemán de 2016, abre las sesiones. Esta proyección contará con la presencia de Daniel Hübner, presidente de la Asociación de Germanistas y Profesores de Alemán, y profesor de la Universidad de Zaragoza, que introducirá el ciclo.

Películas que revisan la historia contemporánea de este país europeo –como El archivo general, de Stephan Wagner; o Las consecuencias del crimen, de Julia Albrecht – y otras que abordan, desde muy distintas perspectivas y estilos, cuestiones vinculadas a la vida cotidiana –como Me siento disco, de Axel Ranisch y René Rimkus; o Salvaje, de Nicolette Krebitz– conviven en una programación que combina el cine político, con la comedia, el drama o el documental, a través de obras galardonadas en distintos certámenes.

El objetivo del ciclo, explica Daniel Hübner, es ofrecer al público “una panorámica, lo más sugerente y variada posible”, del cine actual en lengua alemana, “una cinematografía”, afirma, “que está viviendo en el nuevo siglo un resurgimiento del que pueden dar testimonio, entre otros ejemplos, los cuatro Óscar a la mejor película de habla no inglesa –dos para producciones alemanas, dos para películas austriacas– obtenidos desde el año 2000”.

La colaboración entre el Aula de Cine del campus universitario, la Asociación de Germanistas y la cinemateca del Goethe Institut de Madrid ha hecho posible este ciclo que se proyectará en versión original subtitulada y que contará con entrada libre hasta completar el aforo.

CINCO MIRADAS AL ÚLTIMO CINE ALEMÁN

Herbert (2015), el primer largometraje de Thomas Stuber, narra la vida de un exboxeador que se gana la vida como portero nocturno y cobrador de deudas y que, cuando enferma de ELA, debe replantearse el sentido de su vida, actual y pasada. Por este melodrama Peter Kurth obtuvo el galardón al mejor actor protagonista en los premios del cine alemán de 2016, en los que Herbert logró también el Lola de plata al mejor largometraje.

De muy diferente tono es la segunda película, El archivo general (Die Akte General, 2016), de Stephan Wagner, un thriller político que aborda una cuestión recurrente en el cine alemán: la revisión de su pasado nacionalsocialista por la República Federal Alemana en la segunda mitad del siglo XX. Y lo hace a través de la figura de Fritz Bauer, fiscal general de Hessen que persiguió a Adolf Eichman, uno de los principales responsables del holocausto.

Con un registro tragicómico poco habitual en el cine alemán, el joven director Axel Ranisch se acerca en Me siento disco (Ich fühl mich Disco, 2013) a la vida de un adolescente homosexual gordito, algo raro y sin amigos, que sufre la incomprensión de su padre. El protagonista, en alguna medida trasunto autobiográfico del director, vive en los anodinos bloques de viviendas del este de Alemania donde encuentra su máxima felicidad bailando disfrazado junto a su madre temas trasnochados. La repentina enfermedad de esta obligará a padre e hijo encontrar una nueva base sobre la que reconstruir la vida familiar. La película que se proyectará en la víspera de la festividad de San Vicente, logró diversos premios, sobre todo del público, en certámenes nacionales e internacionales.

El documental Las consecuencias del crimen (Die Folgen der Tat, 2015) revisa, desde una vertiente personal los atentados de la Fracción del Ejército Rojo en los años 70, a través del intento de secuestro del banquero Jürgen Ponto, que acabaría con su muerte. La hermana y otras personas del entorno de Susanne Albrecht, joven cuyos padres eran íntimos amigos del asesinado, que estuvo implicada en estos hechos, revisan las consecuencias de aquel crimen para toda la familia.

El ciclo se cierra con Salvaje (Wild, 2016), una película que Daniel Hübner no duda en calificar como “una de las más singulares y arriesgadas de los últimos años”. La directora Nicolette Krebitz narra la historia de una atracción irresistible de una mujer por un lobo, con el que termina identificándose de forma creciente. “Buena parte de la fascinación que suscita la película, galardonada en diferentes categorías en los premios del cine alemán de 2017, se debe a la interpretación que ofrece Lilith Stangenberg de esa joven, Ania, cuya progresiva asimilación a la condición animal le permite, paradójicamente, una mayor emancipación y reafirmación como mujer”, señala este profesor del campus público aragonés.