Ascaso vive un gran día festivo en la última jornada de la Muestra de Cine Más Pequeña del Mundo

Ascaso ha vivido su “día grande” entre antiguos vecinos y nuevos amigos del pueblo, llegados hasta aquí para disfrutar de la Muestra de Cine. La jornada comenzó temprano, con los preparativos para la comida popular, y se puso el broche final con la proyección del delicado documental “Dancing Beethoven” (2017), de la cineasta española Arantxa Aguirre, presente en todas las celebraciones del sábado.

Durante todo el día alrededor de doscientas personas han pasado por el pueblo, que con este final de festival ha vivido sin duda su día más populoso y festivo del año. Por la mañana los niños y niñas han llenado la borda para ver“La Vida de Calabacín”, cine de animación del suizo Claude Barras (2016).

Al mismo tiempo en otra zona de la borda se cocinaba la fantástica paella, la auténtica valenciana, que ha preparado el chef Luis Gargallo, con la ayuda inestimable de los “pinchefs” Josep y Pablo, para la comida popular de este año.

Al mediodía centenares de personas esperaban ya en la Era del Cine listos para comer, onde los comensales aplaudieron a los cocineros en más de una ocasión por el delicioso plato. Cubiertos por un toldo que los protegía del radiante sol que lucía, todos han disfrutado de la sobremesa, que se ha alargado bien entrada la tarde entre licores caseros y bailes improvisados.

Al caer un poco el sol, el grupo “Ixera,rock bastardo” se ha subido al escenario y ha empezado la marcha. Ascaso era un fiesta. Un público de todas las edades no ha parado de bailar al ritmo entusiasta que ha puesto la banda zaragozana.

Muchos de los asistentes se pintaron la cara de color azul y negro, al igual que los músicos, que sorprendieron al público al aparecer así maquillados. Y justo antes de la proyección, se produjo un momento muy especial. Entonces se hizo entrega del Premio Ascaso de este año al Grupo de Mujeres de Sobrarbe, por su labor en la difusión del cine en las zonas rurales. Nuestra directora invitada, Arantxa Aguirre,hizo entrega del premio en mano a varias mujeres de esta asociación. Ellas han pronunciado un discurso de agradecimiento que emocionó a los voluntarios de la Muestra.

En la misma línea, Arantxa Aguirre se mostró muy agradecida con la Muestra en el momento de la presentación de su documental. En una Era del Cine abarrotada en esta noche de clausura de la sexta edición de la Muestra, ovación cerrada para la cineasta al finalizar la proyección de la delicada y elegante “Dancing Beethoven”. La película entusiasmó al público, por su sensibilidad, su afinada narrativa,y la belleza de sus mensajes.

El filme se sumerge en la preparación y estreno en Japón de la novena sinfonía de Beethoven por parte del prestigioso ballet Maurice Bejàrt de Lausanne. La película de Aguirre nos traslada con emoción el significado grande y humanista que entraña esta pieza de Beethoven, junto con el poema de Schiller que pone letra a la sinfonía: “Todos los hombres son hermanos”. Con estas palabras el festival ha querido poner punto y final a esta más que satisfactoria sexta edición.