Ámome, ganador del I rally cinematográfico Desafío Buñuel

 

“Ámome”, dirigido por María Pulido y Alba Campilla, y protagonizado por Aida Folch, se ha alzado con el primer premio del festival Desafío Buñuel, un rally cinematográfico que ha tenido como privilegiado plató las calles de Teruel y en el que, durante 48 horas, seis grupos participantes han tenido que rodar un cortometraje que tenía que tener un hilo conductor: el amor.

Enmarcado dentro de los actos del 800 aniversario de Los Amantes, Desafío Buñuel ha servido como promoción de la capital turolense, al mismo tiempo que ha rendido tributo al genial cineasta calandino Luis Buñuel. La expectación ha sido máxima en la ciudad, que se ha llenado de cámaras, focos y más de un rostro famoso para dar forma a unos trabajos que han puesto difícil la decisión al jurado. En la noche de ayer, todos ellos se emitieron y arrancaron los aplausos del público.

La consejera de Educación, Cultura y Deporte, Mayte Pérez, fue la encargada de entregar el principal galardón de la noche y, además de destacar la calidad de los cortos, aprovechó la ocasión para anunciar que la cita tendrá continuidad en futuras ediciones. “Tras tres maravillosos días de convivencia en los que vuestro talento ha quedado patente a través de los trabajos que hemos podido ver hoy, solo podemos daros las gracias por vuestro esfuerzo y generosidad, por ayudarnos a hacer de este Desafío Buñuel un punto de encuentro y una cita que repetiremos recordando siempre vuestra participación en la primera edición”, ha dicho la consejera. Pérez ha agradecido a los participantes que, con su esfuerzo y dedicación en el certamen, hayan contribuido a promocionar Teruel y su provincia, como hizo el propio Buñuel, y ha definido Aragón como un gran plató de cine al que ha animado a volver a los cineastas implicados en este festival.

Durante la gala final, en la que también ha participado el director general de Cultura y Patrimonio, Nacho Escuín, que se ha encargado de entregar el trofeo de mejor dirección a Ester Llorens por ‘Nuestros hijos’, también se ha otorgado el Premio María Portolés, llamado así en memoria de la madre de Buñuel y con el que se quiere premiar a una figura del cine. En este caso, ha recaído en el festival Jameson Notodofilmfest en el quince aniversario de su creación, en reconocimiento a la visibilidad que da al mundo del cortometraje y por su apuesta por nuevos talentos en el sector.

En una celebración amenizada por Chía y un toque de tambores, también ha habido reconocimientos al mejor actor y actriz (Javier Bodalo por ‘La penúltima’ y la turolense Raquel Vicente por ‘Bronce’), y a mejor fotografía y montaje (‘Nuestros hijos’ y ‘Amome’, respectivamente).
La iniciativa, dirigida por el cortometrajista Esteban López Juderías, ha sido organizada por el Gobierno de Aragón, en colaboración con la Fundación Amantes de Teruel y ha contado con la participación de cinco actores profesionales: Ruth Gabriel, Fernando Tielve, Maite Uzal, Aida Folch y Helena Miquel, además de un elenco de actores, extras o figurantes elegidos en un casting al que se presentaron más de un centenar de personas.

Desafío Buñuel también tiene carácter internacional, ya que cada edición contará con un país invitado. En esta ocasión, ha sido México el escogido, ya que allí se celebra desde hace dos décadas el prestigioso Festival Internacional de Cine de Guanajuato, que contiene un desafío de estas mismas características del que han llegado a salir figuras que han llegado a sobresalir en el cine profesional.