“Tu hijo”: El vínculo que todo lo puede

 

Tras presentarse en la premier de la pasada Seminci, llega a las carteleras este potente drama nacional que se va tornando thriller a medida que los minutos avanzan. ‘Tu hijo’ es el último trabajo de Miguel Ángel Vivas, el director sevillano autor de las cintas de suspense/terror ‘Secuestrados’ (2010) y ‘Extinction’ (2015) y que ahora abandona el terror habitual de sus trabajos para mostrarnos este drama sobre el drama de la pérdida y la búsqueda de justicia. Decir que la historia está coescrita junto al italiano Alberto Marini, escritor y productor con el que Vivas ya compartió tarea en la apocalíptica ‘Extinction’ y que, entre otras cosas, escribió el guión de ‘El desconocido’ la notable opera prima del gallego Dani de la Torre.

Para este quinto trabajo y mientras alterna con la televisión, Vivas ha querido contar con uno de los mejores actores nacionales en los últimos 20 años: José Coronado. Un actor con carisma, presencia, calidad interpretativa y arrastre a las salas. Un seguro de vida en toda regla con el que el realizador andaluz ha querido protegerse, abandonando los repartos internacionales de sus films inmediatamente anteriores –con las que no obtuvo éxito– y si recuperando el concepto de trabajar junto a buenos actores naciones como hiciera en su mejor película hasta ahora, ‘Secuestrados’.

Tu hijo’, producida por el mejor productor actual del panorama nacional –Enrique López Lavigne–, es una historia dura y áspera, narrada y plasmada con un enorme grado de naturalismo y donde, a pesar de ciertos cabos sueltos o de transitar la inverosimilitud, se adentra y empatiza con la historia de un cirujano, Jaime Jiménez, muy cercano a sus pacientes que recibe una de las peores noticias que una persona puede recibir: su hijo está muy grave y tras recibir una cruenta paliza a la salida de una discoteca. Un impacto a la línea de flotación de una familia (la esposa es interpretada por Ana Wagener) sobre la que existe una curiosa nebulosa de duda, pero sobre la que vamos conociendo detalles a medida que donde se intuyen otras y sobre la que sorprenderán unas pocas.

El personaje de José Coronado cruzará la línea de la legalidad para tratar de cubrir los vacíos que supone traerá un lento proceso policía, máxime cuando irán apareciendo personas y detalles que harán desesperar a este frío y dedicado cirujano. Como decía antes, la película presenta ciertas situaciones que pueden chirriar, fundamentalmente a medida que el fango de la investigación paralela del protagonista va tomando cuerpo. Sin embargo, la perfecta ambientación del film, la pausa con la que dota Vivas al voyeurismo en el que nos adentra –son constantes las cámaras pegadas a la espalda de Coronado al estilo ‘El hijo de Saúl’ de László Nemes–, la fotografía oscura y móvil que aporta Pedro J. Márquez (aprovechando a la mil maravillas los planos desenfocados y los planos oscuros y cortos dentro del vehículo –a mí memoria me vino ‘Locke’ de Steven Knight con un soberbio Tom Hardy–) y sin olvidar la excelente música que se nos muestra en ocasiones y que hacen que, sin duda alguna, su visionado sea absorbente y atrayente, y donde vemos a un Coronado en un papel muy premiable. Completan el reparto, además de Ana Wagener, Pol Montañes, Sergio Castellanos, Sauce Ena, Ester Expósito y Luis Bermejo en un pequeño papel pero con una escena magnífica junto a Coronado.

Un film sobre venganza que destaca por las habilidades de Vivas y Coronado, y que presenta una historia muy dramática que tocará el corazón, especialmente de quienes tengan hijos.

TEXTO: Alfonso Asín.

LO MEJOR: La ambientación y José Coronado.

LO PEOR: El guión alberga algún aspecto mal resuelto.

VALORACIÓN:

Banda sonora: 8

Fotografía: 9

Dirección: 7,5

Interpretación: 7

Guión: 6

Satisfacción: 7

NOTA FINAL: 7,4