‘La Momia’: Bienvenidos a un mundo de Dioses y Monstruos

En 2008 Marvel estrenaba con espectacular éxito Iron Man y poco a poco comenzó a tejer un entramado de historias en los que todos sus superheroes en cartera protagonizaban sus propias historias aparte de aparecer en las de los otros, culminando el proceso en el mega éxito que supuso Los Vengadores. Y suma y sigue. Por su parte, DC Comics ha intentado emular a su mas directo competidor y, aunque la critica no le ha apoyado, al menos hasta Wonder Woman, la taquilla ha respondido decentemente. Ahora Universal Pictures también quiere su propia franquicia y ha optado por desempolvar todos aquellos monstruos de la literatura que constituyeron su sello de calidad en los años treinta. De esta manera nace Dark Universe, que nace con la idea de llevar a la pantalla las historias de Dracula, Frankenstein, el hombre lobo entre otros, (ya se ha publicado una imagen en la que aparecen reunidos Javier Bardem, Tom Cruise, Johnny Deep y Russell Crowe) disfrutando cada uno de su propia película al tiempo que cabe la posibilidad de que cada uno pueda hacer apariciones especiales en las de sus compañeros. Algo que la propia compañía ya hizo en las décadas de los 30/40. El elemento común entre todas tendrá la apariencia de Russell Crowe, cada día un poco más Marlon Brando en apariencia, que aporta su imponente vozarrón y presencia, aparte de asumir otro personaje clásico de nombre Dr. Jekyll.

Pienso que Universal se ha precipitado a la hora de mostrar sus intenciones, sobre todo a la vista de lo que ha sido su carta de presentación. La momia es su titulo y está mas cerca del estrenado hace 18 años por Stephen Sommers y protagonizado por Brendan Frasier que de los clásicos realizados en los 50 por la productora británica Hammer o la propia Universal en los 30. Una vez mas, el descubrimiento casual de una tumba que alberga el sarcófago de una momia abrirá la caja de los truenos y un maligno poder tratara de volver a la vida y sembrar el caos en el mundo.

Confieso que cuando conocí que se estrenaba una versión de La Momia, aparte de darme cuenta de lo rápido que habían pasado estos 18 años y de las pocas ideas originales que circulan por los despachos de los grandes estudios, me extrañó ver a Tom Cruise implicado en un proyecto de estas características. Tras una primea etapa en la que combinaba proyectos comerciales con otros mas ambiciosos, en los que dejaba claro su intención de ganar el Oscar que siempre se le ha resistido ( no así el Globo de oro pues ya ha ganado tres), en los últimos años se ha decantado sobre todo por el cine de acción. En una época en las que los Stallone, Seagal o Schwarzenegger mostraban un tipo de héroe poco terrenal e invencible, Cruise representaba un prototipo más humano y vulnerable. No en vano, un sello de identidad de sus películas es que sus personajes corren o mas bien huyen de algo: de una tromba de agua, de una tormenta del desierto, de una nave extraterrestre o del propio Kremlin que esta a punto de caer encima de él.

A mi me divierte su cine, sobre todo la saga Misión Imposible ( salvo la de John Woo), donde las escenas de acción son muy elaboradas y emocionantes. Por eso al ver las primeras imágenes publicitarias de La Momia me intrigó saber como casaban esas escenas de acción en una trama puramente de terror. Vista la película esta claro que Cruise, el todopoderoso Cruise, ha traído la historia al terreno que conoce, casi el del Ethan Hunt de Misión:imposible, en vez de acudir él al territorio del monstruo. Y creo que al final la combinación no ha dado como resultado un buen producto.

Para empezar Cruise como caza fortunas o ladronzuelo a la búsqueda de tesoros ocultos no convence y su acompañante en fechorías (Jake Johnson) no tiene mucha gracia tampoco. Comparte con la película de Sommers el humor aunque quizás no es tan abundante ni tan infantil como en aquella, pues esta nueva versión apuesta también, aparte de por la acción, por la violencia y el terror. Contiene escenas de acción espectaculares eso si, destacando la que sucede a bordo de un avión, y otras rodadas con tan poca luz que es difícil distinguir lo que esta sucediendo. Y muchas de ellas parecen metidas con calzador y lo que hacen es desviar la atención del tema principal. Por supuesto, la película es abundante en efectos especiales, pero se vuelve reiterativa en algunos de ellos que ya hemos visto hasta la saciedad en otras historias, por ejemplo, las consabidas apariciones de ratas o escarabajos. Con este batiburrillo nos encontramos al final con una historia aparatosa, ruidosa, espectacular y minimamente entretenida, pero a la que le falta la emoción necesaria. Lamentablemente el cine de hoy en día no arriesga, se resiste a seguir un camino único y las películas se convierten en un batiburrillo de géneros ( aventura, humor, terror, acción) que confunden los sentidos pero no dejan huella y en este caso, el poso no resiste siquiera a que acaben los títulos de crédito finales.

El guion perpetrado por David Koepp, Christopher McQuarrie y Dylan Kussman avanza a golpe de set piece pues de lo que se trata es de que haya una pelea o una escena de acción cada 10 minutos, En la parte central hay una notable bajada de ritmo y, por supuesto, hay un segmento en el que hace su presentación un segundo monstruo que volverá a hacer su aparición en futuras entregas, si esta primera hace una taquilla decente, aunque se confía mas en lo que pueda recaudar fuera de EEUU que allí. Los personajes son de manual, empezando por el propio Cruise, del que repetimos su escasa credibilidad como pícaro ambicioso pero de buen corazón. La chica de la historia esta encarnada por la desconocida Anabelle Wallis, a la que próximamente veremos en Rey Arturo: la leyenda de Excalibur, y su personaje tampoco depara muchas sorpresas: Científica brillante pero malhumorada, de la que no nos cabe duda de que su corazón se derretirá ante el héroe. Y el malo de la película tiene nombre de mujer, Sofia Boutella, vista en Kingsman y la ultima Star Trek, que encarna a la malvada Ahmanet.

El director de este torbellino es Alex Kurtzman, guionista de títulos comerciales como Misión Imposible III, The amazing Spider Man o Ahora me ves, que debutó en el largo con People like us, y que ahora acomete su segundo trabajo de contenido muy similar a muchos de los guiones en los que ha intervenido en los últimos años. La banda sonora es de Brian Tyler, efectiva, con ecos de raíces egipcias y con un tema principal que no deja poso en el recuerdo. La fotografía es de Ben Seresin, como he dicho demasiado oscura en muchos momentos, lo cual no beneficia al deficiente 3 D en el que se presenta el film.

No se puede decir que esta Momia sea un paso adelante en la manera que el Cine ha plasmado esta historia en imágenes. Aunque se agradece su tono mas violento y adulto y la inclusión de (algunas) espectaculares escenas de acción, la mezcla en el laboratorio de la Universal del resto de los componentes no cuaja, comenzando por la elección del actor protagonista. No es una buena carta de presentación para el inicio de una nueva saga y esperemos que se pongan las pilas para la segunda entrega, si esta llega a buen puerto.

Texto: Luis Arrechea.

LO MEJOR: La espectacular escena aérea. El vozarrón de Russell Crowe ( en versión original, desde luego)

LO PEOR: Ratas, escarabajos, pájaros, una vez más …algo nuevo, por favor.

VALORACIÓN:

Fotografía: 6

Banda Sonora: 6

Interpretaciones: 6,5.

Dirección: 6

Guión: 5

Satisfacción: 6

NOTA FINAL: 5,9

VER FICHA TÉCNICA