‘Deber cumplido’: La difícil reinserción a la sociedad de los soldados norteamericanos

 

El actor y guionista norteamericano Jason Hall debuta en la dirección de largometrajes con esta película basada en la novela homónima escrita por el periodista David Finkel en 2013. Para poder escribir esa obra el periodista del Washington Post se infiltró en 2007 en un comando de infantería norteamericano en Irak para así poder plasmar esas vivencias durante un año. El libro “Thank you for your service” ( el título de la novela y la película ) cuenta esas experiencias personales y aborda los traumas de los soldados norteamericanos en su vuelta a casa y la difícil reinserción a la vida laboral y personal. Hay que recordar que Jason Hall tenía un papel secundario en “El francotirador” dirigida por Clint Eastwood, cuya segunda mitad tiene bastantes similitudes con esta película, y sobre todo que el director de “Deber cumplido” es el guionista de ambas películas, y por la cinta del director de “Sin perdón” fue candidato al premio Óscar en el apartado de guión adaptado, perdiendo ante Graham Moore, el guionista de “The imitación game ( Descifrando enigma )”. La película se inicia con un prólogo en la guerra de Irak que sirve para mostrarnos la crudeza en el campo de batalla y para situarnos en el año y país en donde están combatiendo los tres protagonistas, Adam, Tausolo y Billy, unos soldados de infantería que en la siguiente escena están regresando a su casa y a los que vemos en un avión hablando de su futuro en Estados Unidos.  La historia tiene algunos buenos momentos, tanto a nivel visual como de argumento, y consigue plasmar bastante bien esos miedos, traumas y pesadillas de los soldados, que luchan por su país y cuando regresan son tratados en muchos casos como escoria y dejados de la mano de Dios.

La cinta vive de situaciones aisladas y tiene bastantes altibajos, pero consigue mantener el tipo durante sus casi dos horas de metraje, y tiene varias sorpresas y giros inesperados con personajes que hasta ese momento no habían aparecido en escena, aunque eran protagonistas en los diálogos entre otras personas. La banda sonora compuesta por Thomas Newman es variada y resalta los momentos de mayor carga dramática, y va alternando con otros momentos en donde hay silencio, y tanto la música como el sonido son dos aspectos fundamentales para esta historia dramática, que no es una película de guerra, aunque sí aborde las consecuencias personales y los traumas de un conflicto bélico. Este argumento lo hemos visto varias veces, como sucede en casi todas las películas actuales ya que es muy difícil innovar en un arte como el cinematográfico de más de 120 años de historia. Por citar varias películas que abordan asuntos similares, aunque situando su historia en la vuelta a casa después de la II guerra mundial o la de Vietnam, podemos citar la obra maestra de William Wyler “Los mejores años de nuestra vida ( 1946 )”, “El regreso ( 1978 )” y “Nacido el cuatro de Julio ( 1989 )”. La película “Billy Lynn ( 2016 )” de Ang Lee y la citada “El francotirador ( 2014 )” se desarrollan en el mismo conflicto que “Deber cumplido”.

El reparto está encabezado por Miles Teller, conocido por su presencia en la saga “Divergente” y ser el protagonista de “Whiplash ( 2014 )”, en el papel de Adam Schumann, un soldado que regresa a su país sin lesiones físicas, pero con un trauma psicológico y muchos problemas para encontrar empleo, y que es abandonado por los dirigentes de su país, al igual que sucede con otros soldados que han defendido a Estados Unidos. Beulah Koale es Tausolo Aieti, otro soldado del mismo batallón que el protagonista, y que mantienen contacto y amistad una vez que han regresado a su país. Completan el trío de soldados protagonistas el actor británico Joe Cole, en el papel del soldado Billy Waller, que está comprometido con su novia y que se va a casar cuando regrese a su hogar en Estados Unidos, asunto que sirve de conversación en el viaje de vuelta cuando los otros tres soldados planifican la despedida de solteros, aunque a Billy no le parece bien. La actriz Amy Schumer tiene un pequeño papel dramático en esta película alejado de sus personajes cómicos televisivos por los que es conocido por el público norteamericano. La película tiene un gran final y en los títulos de crédito finales podemos ver imágenes de los personajes reales, ya que la historia se basa en unos soldados, y lo que estaban haciendo en 2011, y podemos escuchar la canción ” Freedom Cadence “, compuesta y cantada por Bruce Springsteen para esta película.

Texto: Guillermo Navarro.

LO MEJOR: La banda sonora de Thomas Newman y el final.

LO PEOR: La historia tiene muchos altibajos.

VALORACION

Fotografía: 6

Banda sonora: 8

Guión: 5

Interpretación: 5

Dirección: 5,5

Satisfacción personal: 6

NOTA FINAL: 5,91