‘El cuaderno de Sara’: El horror…el horror

El cine español se siente viajero. Muchos títulos estrenados en las ultimas temporadas se desarrollan fuera de nuestras fronteras, con el consiguiente esfuerzo de producción que ello conlleva. Isabel Coixet con La librería, Carlos Marquet Marcen con Tierra Firme, Patricia Ferreira con Thi Mai, Rumbo a Vietnam o Agustín Diaz Llanes en Oro son solo algunos ejemplos. Norberto López Amado se atreve con esta historia rodada en Uganda ( aunque simule ser El Congo) que cuenta la historia de Laura, una mujer que busca desde hace años a su hermana Sara, desaparecida en medio de la selva congoleña. Una foto en la que aparece su imagen borrosa en un poblado minero le motivará a desplazarse allí, a pesar de que ni la ONG para la que trabajaba ni la Embajada tenían noticias de su paradero…Decidida a encontrarla no calibrará con sensatez las consecuencias de su impetuosa decisión, viviendo en primera persona los horrores de una guerra que arrastra consigo culpables e inocentes.

Yo creo que el efecto que pueda tener esta película en el espectador dependerá del curriculum que tenga cada persona como aficionado o no al cine. Es posible que muchos salgan impresionados y afectados al sumergirse en un mundo del que quizás no tengan noticia. Y en este sentido la película puede servir como denuncia de la situación injusta y cruel que se vive en algunos países africanos; países que son caldo de cultivo para la explotación de sus recursos por parte de comerciantes o países occidentales, sin que nada de ello beneficie a sus habitantes; lugares con regímenes políticos corruptos que no se preocupan de proporcionar infraestructuras, sanidad, educación o simplemente un modo de vida digno a sus ciudadanos. Muchas personas abandonaran la sala pensando que han visto algo importante y necesario.

El problema surge cuando tienes la sensación de que la historia que te cuentan la has visto ya muchas veces y mejor contada en otras películas. Que es lo que me ha pasado a mi. Hay muy poco en este film que me resulte novedoso. El descenso (injustificado, inconsciente, innecesario si no hubiese que llenar dos horas de metraje) a los infiernos de Laura me ha producido aburrimiento y una permanente sensación de “Dejavu”. La protagonista se sumerge en una odisea llena de verdugos y ángeles protectores a partes iguales; milagrosamente se ve rescatada en todo momento de situaciones difícilmente superables; tan pronto tiene un rifle apuntándole a la cabeza como tiene a un sacerdote o una patrulla de las Naciones Unidas salvándole la vida.

Si hay cosas positivas a destacar. Primero el tono documental que López Amedo sabe imprimir al film. Los escenarios urbanos, los paisajes selváticos, vemos a la protagonista confundirse con los lugareños, aumentándose su sensación de anonimato en un mundo extraño. Por supuesto, es valida la critica que impregna toda la película. La de Occidente que vive confortablemente a costa de exprimir al tercer mundo; la del periodista que busca una gran noticia a costa de lo que sea; la del hombre blanco que saca tajada de la miseria.

Por otro lado, se habla de temas íntimos que contrastan con el tono de caos y aventura del conjunto. La protagonista piensa que su misión esta justificada por constituir un ultimo deseo de un padre cuya mente hace tiempo que abandono este mundo. Y se habla también de cosas tan intensas como el sentido de la vida: cual es la razón para que alguien abandone su zona de confort para bucear en un entorno tan hostil.

No es éste el mejor guión escrito por Jorge Guerricaecheverria, colaborador habitual de Alex de la Iglesia, que encuadra toda la historia desde el punto de vista de Laura y que para mi gusto falla al introducir en el ultimo tercio una semi intriga con giros de guión que intenta acomodar a todos los personajes en su sitio…correcto?. El director Norberto López Amedo, curtido en muchas series de TV ( Tierra de Lobos, Mar de Plástico, El tiempo entre costuras) sabe a que público se dirige, y realiza una dirección eficiente, a veces casi documental. El relato de las violaciones y asesinatos impactará a ese espectador; por contra, para mi gusto, es un acumulo que empacha mas que convence.

Belén Rueda es el centro del Universo en esta historia en la que todo pasa por su mirada. Poco sabemos de su personaje así que somos nosotros los que debemos construir su presente: la soledad marcada por un divorcio y un padre mas ausente que presente y la idea de satisfacer los (presumibles) deseos de este ultimo motivaran su aventura. La cada vez mas presente en nuestro cine ( e ignorada en los Goya por su gran actuación en “Morir”) Marian Álvarez es la Sara del titulo, y la búsqueda del discutible sentido de su vida provocara toda esta pesadilla.

En resumidas cuentas, el cuaderno de Sara proporcionará a algunos espectadores ese leve contacto con el cruel panorama que se vive en buena parte del mundo y concretamente en esos países africanos al que se presta poca atención en los noticiarios. Yo creo que se han hecho mejores películas sobre el tema, que el punto de vista del occidental siempre es mas superficial aunque no por ello impactante, pero que a mi solo me ha producido sopor y hartazgo.

Texto: Luis Arrechea.

LO MEJOR: El tono documental que muestra la caótica vida diaria en las ciudades del Congo. Belén rueda cumple.

LO PEOR: La gran Marian Álvarez desaprovechada. La continua exposición ( y relato) de sangre y muerte no implica mayor calidad del relato.

VALORACIÓN:

Fotografía: 7

Banda Sonora: 6

Interpretaciones : 6

Dirección: 6

Guión: 5

Satisfacción: 4

NOTA FINAL: 5,6