Cómo somos de normales

Por Alfonso Asín
http://habladecine.com

Los Hollar

Aparentemente todas las familias parecemos normales, aburridas incluso, clásicas hasta el tedio, cansadas hasta la extenuación, con demasiadas obligaciones, demasiadas cargas, demasiada presión auto impuesta que nos mantiene ocupados en unos frentes realmente poco importantes y que al final, con el paso de los años y sobre todo, las oportunidades olvidadas y el tiempo perdido, terminamos por darnos cuenta de que lo que nos ha ofrecido la vida no lo hemos sabido aprovechar. Casi todos nos arrepentimos de algo y con ello no quiero referirme a las decisiones triviales, si no a aquellas que la vida nos brinda y que por comodidad, miedo, pánico incluso, hemos dejado perder. Casi todos, en mayor o menos medida tenemos una familia con la que en mejor o peor manera, tratamos de mantener los vínculos y esa unión que nuestros abuelos nos obligaban y que por aquellos entonces no entendíamos. Lo damos por sabido, lo damos por sentado, lo damos por tan manido que hemos olvidado lo que nos mantiene realmente unidos y que, normalmente, son los que siempre van a estar a nuestro lado. Ya, todos conocemos excepciones, el cuñado plasta, la cuñada ligerilla de cascos, o viceversa, no quiero estereotipar; la suegra impertinente, el suegro bonachón y que pasa del mundo con la única condición de que el mundo pase de él. ¿Les suena algo de lo que les cuento? Seguro que sí, pero ojo, no defino a nadie, sólo me refiero a los clichés, no piensen ustedes mal, ya lo he hecho yo.

Los Hollars son una familia media, normal hasta el punto que una familia puede ser normal, con cuatro miembros, el matrimonio y sus correspondientes hijos, uno convive con ellos tras su divorcio y la pérdida del trabajo (de qué me sonará eso) y otro al que todos creen un triunfador que está a la espera de ser padre con su pareja y reside en Nueva York. Y como es lógico, cada uno con su mundo, su vida y sus problemas, que van sumando a los que se une la enfermedad de la jefa de la familia, siendo cuando empiezan a aflorar las verdades que aunque no están en el candelero, no están en el día a día, todos conocen y a la vez todos ignoran, lo que tenga que ser, será. Los secretos a voces que todos sabemos y callamos.

2141834

Dirigida por John Krasinski, que también produce e interpreta, nos presenta un film muy bien pulido, bien presentado, a caballo entre la comedia y el drama, podría incluso decir eso de que es previsible, pero no lo voy a hacer así pueden ustedes degustar esta interesante propuesta que retrata la vida misma, retrata el drama diario, la comicidad que la vida nos manda en los momentos que podemos considerar amargos, duros e inciertos. Llena de aciertos, llena de momentos hilarantes dentro de la amargura de distintas situaciones, llena de dramatismo en la felicidad que nos da la cotidianidad, pienso que nos quiere mostrar que lo que tenemos a nuestro alrededor es lo que tenemos que valorar y dejar de soñar con mundos que ni nos quieren ni incluso seremos capaces de vivir. Discutía una noche estando de copas con unos amigos sobre los miedos, sobre la necesidad de tenerlos o lo que tememos cada uno de nosotros y las decisiones que tomamos en esos momentos a donde nos conducen, a donde nos llevan. Decían “todos tememos algo”, máxima que yo negaba, ya conocen ustedes mi afición por ir contracorriente, pero tan sólo por ser coherente con lo que siento, coherente con lo que vivo, con lo que pienso.

Texto: Francisco Camacho.

Lo mejor: Aunque supongo de la ficción de la historia, es aplicable a un montón de situaciones que todos conocemos e incluso algunos han vivido. Una banda sonora que envuelve perfectamente la historia.

Lo peor: No es un producto redondo aunque tampoco lo pretende, no busco el punto negativo per sé.

VALORACIÓN:

Fotografía: 7

Banda Sonora: 8

Interpretación: 8

Dirección: 7

Guión: 7

Satisfacción:7

NOTA FINAL: 7,33

VER FICHA TÉCNICA

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR