” Burning “: Los traumas del escritor

 

El director surcoreano Lee Chang-Dong es muy apreciado en los festivales europeos, desde que su segundo trabajo ” Bakha satang ” se presentara en el festival de Cannes del año 2000, pero también en los diferentes premios que se celebran anualmente en el continente asiático. Podemos considerarle como uno de los cineastas de culto dentro del panorama actual y que comenzó a trabajar muy tarde ya que su primera película ” Chorok mulkogi ” con 43 años, y más de dos décadas dirige su sexto largometraje a la edad de 64 años. La propuesta se presentó el pasado mes de Mayo en la sección oficial del festival de Cannes de 2018 y recibió el premio Fipresci de la crítica especializada. Hace unos días se pudo ver por primera vez en España ya que la película formó parte de la sección oficial del festival internacional de cine fantástico de Sitges, que se celebra cada año en la preciosa localidad costera situada en el Norte de España, y ha sido la película seleccionada por Corea del Sur para representar a su país en la carrera hacia el premio Óscar 2019 en la categoría de película de habla no inglesa. Hay que reconocer que la película no es fácil, y no es apta para todo tipo de público, por diferentes motivos comenzando por su ritmo pausado durante los dos primeros tercios, por tener un argumento en donde hay que intuir las cosas ya que no se cuentan de manera explícita, y porque juega con la realidad y la ficción partiendo de la faceta profesional del protagonista, un escritor que admira las novelas de William Faulkner, y precisamente ese referente literario estará presente durante casi todo el metraje ya que, aunque únicamente se cita un par de veces esa admiración por el escritor de novelas de misterio y cine negro, las coincidencias a la hora de abordar el asunto central recuerdan mucho a algunas de las obras literarias que hicieron popular al escritor norteamericano. El otro tema recurrente durante la segunda mitad está relacionado con el título, ya que ” quemar cosas “, ya sea en el pasado o presente es un elemento clave que permite comprender los enigmas planteados en la historia.

El punto de partida es sencillo ya que nos presenta a Jong-su, un joven que va caminando por las calles de Seúl mientras habla por el teléfono móvil, y se encuentra con una chica llamada Hae-mi que dice que le conoce del instituto y que si no recuerda. El protagonista vive a medio camino entre Seúl y la casa familiar situada en la localidad de Paju, cercana a la frontera con Corea del Norte, en donde ejerce las labores de ganadero en la granja familiar. Los dos jóvenes comienzan una amistad entre esos dos personajes hasta el momento en el que la protagonista le dice que se va a ir durante unas semanas a África para trabajar como cooperante ayudando a la gente de Kenia y que necesita que cuide de su gato Caldera. A partir de ese momento el joven que se gana la vida como mensajero, pero que quiere ser escritor, se ve envuelto en un callejón sin salida y a cada paso que va dando la situación se vuelve más compleja. La película sabe mezclar bastante bien diferentes géneros, comenzando por el drama y el romance e introduciendo elementos de suspense y cine negro. También introduce bastante bien los momentos oníricos y en muchos momentos juega con el espectador en la mezcla de escenas reales, los sueños, y la escritura de la novela por parte del protagonista. Con el paso de los minutos fui entrando en la historia que mantuvo mi interés hasta el final, al mismo tiempo que mi mente asimilaba la complejidad argumental y poco a poco iba encajando las diferentes piezas. Igual lo que he entendido de la película no tiene nada que ver con la realidad, lo mismo que sucede con las adaptaciones cinematográficas de los textos de Faulkner y de gran parte del cine negro clásico, pero me ha convencido y mucho, logrando que no se me hicieran pesadas las casi dos horas y media de metraje, y que disfrutara tanto con la primera mitad de ritmo más pausado como con la parte final en donde hay varias escenas de acción, y con un desenlace con algo de violencia, sin ser excesiva, como colofón perfecto a esta magnífica película.

Además del guion, escrito por el propio Lee Chang-Dong, destacan también la dirección ya que puede gustar más o menos la historia pero no cabe duda de que está muy bien filmada. A nivel artístico y técnico la película luce bastante, ya que tiene la labor de fotografía de Hong Kyung-pyo es de gran calidad, con unas imágenes muy bien logradas tanto en los planos de interiores como sobre todo cuando filma los atardeceres o a los protagonistas sentados dialogando sobre algún asunto importante. La banda sonora compuesta por el surcoreano Mowg es otro de los elementos claves para que la historia mantenga el interés hasta el final, y lo hace de manera suave o más potente según lo que necesite la escena, y con una mezcla de sonidos jazz, en otros con tonos de suspense que recuerdan a Herrmann ( La película tiene bastantes elementos que recuerdan al cine del maestro del suspense ), y en otros casos a los western crepusculares. Una maravillosa composición musical, y lo mismo podemos decir del montaje de Kim Hyun y Kim Da-won. La película no destaca por sus interpretaciones, pero creo que Yoo Ah-In está bastante bien en el papel de Jong-Su, con un cambio de registro de la parte inicial en donde es más frío a los minutos finales. El resto cumple sin realizar grandes interpretaciones. Jong-seo Jeon es Hae-mi, la actriz protagonista de la historia, y el otro personaje secundario fundamentales en el desarrollo de la trama es el de Ben, interpretado por Steven Yeun.
Una película que recomiendo ver estando descansado para intentar comprender la trama que oculta el texto escrito por Lee Chang-Dong, ya que es menos accesible que su anterior película, la notable ” Poesía ( 2010 ) “.

TEXTO: Guillermo Navarro.

LO MEJOR: El guion y la dirección de Lee Chang-Dong. Su fotografía y banda sonora.

LO PEOR: Algún exceso en la parte final.

VALORACIÓN:

Banda sonora: 8,5

Fotografía: 8,5

Interpretación: 7

Dirección: 9

Guión: 8,5

Satisfacción: 9

NOTA FINAL: 8,41