‘Black Panther’: Encuentros mas oscuros en la tercera fase…marveliana

1963. En la magnifica “La forma del agua “ de Guillermo del Toro vemos el majestuoso teatro Orpheum proyectando un peplum ante escasos espectadores. Mientras los aparatos de televisión permanecen conectados en los hogares estadounidenses mientras niños y adultos contemplan infantiloides series y los viejos clásicos del cine se exhiben para un publico nostálgico de esos años dorados. 2018. El Cine continua su lenta crisis haciendo ahora frente, ademas de a la TV, al pirateo y al entretenimiento domestico en forma de plataformas privadas. Ahora existe un ente llamado Disney que amenaza con ser la única productora que, en el futuro, llene masivamente las salas. De los cuatro trailers que preceden a la película de estreno, tres son de Marvel y uno de Lucasfilm, compañías ya propiedad de Disney. A mi lado, tres adolescentes asiáticas lanzan sonoros suspiros cuando, en la promoción de Vengadores: Infinity war, se asoma Tony Stark (Robert Downey jr)…. ¿jovencitas suspirando por un tío de 53 años? Disney puede conseguirlo todo.

Después de conocer al personaje en “Capitán América: Civil War” y como anticipo de la inminente “Vengadores: Infinity War”, llega ahora la carta oficial de presentación y primera película en solitario de “Black Panther”, que cuenta la historia de T’Challa quien, después de los acontecimientos ocurridos en aquel primer titulo, vuelve a casa, a la nación de Wakanda, aislada y muy avanzada tecnológicamente, para ser proclamado Rey. Durante muchos siglos, esta nación africana ha ofrecido una falsa imagen al mundo. En su subsuelo hay grandes yacimientos de un material llamado “Vibranium”, fuente de riqueza y poder. Pero Wakanda ha preferido ocultarlo al exterior para evitar guerras y conflictos internacionales. Ahora sin embargo alguien vendrá a cuestionar esa política y la autoridad del nuevo rey.

Durante la primera media hora de estaba película, escribí mentalmente una petición dirigida al director de habladecine.com, en la que renunciaba en el futuro a escribir sobre nuevas entregas de Marvel. En noviembre ya lo hice sobre Thor: Ragnarok y lo que estaba viendo en Black Panther no me daba buena espina. Seguro que otros miembros del grupo podrían sacarle con gusto más punta a estos superheroes. A pesar de contarnos una historia épica en la que se habla del pasado de la nación de Wakanda e iniciarse la película con un ritual de coronación, la mezcla de tradición y solemnidad con humor y modernidad me estaba descolocando y no sabia si la cosa iba en serio o en broma. Y el chiste ya la habían hecho en Thor. Se trataba de la carta de presentación de un nuevo universo, muy interesante por cierto. Esa tendencia de Disney a llenarlo todo de ligereza para llegar a un publico mas joven ( incluso se ha acusado a la saga de Star Wars de esta invadida por este virus) me parece inapropiada en muchos momentos. Deja el rap para mas adelante y céntrate en exponer tramas y personajes.

Afortunadamente, la cosa se equilibró a partir de entonces y puede entrar con mas interés en el resto de la película. La primera parte funciona casi como una película Bond, con localizaciones en diversas partes del mundo, misiones en grupo y la persecución de uno de los malvados mas extraños de los últimos tiempos. Este tipo con el rostro (si, el verdadero rostro y cuerpo) de Andy Serkis es solo un Macguffin que nos desvía la atención de la verdadera trama. Por cierto, la escena que se desarrolla en el casino de Busan en Corea del Sur, con un espectacular ( y falso ) plano de secuencia es de lo mejor de la película.

La segunda parte del film es sin embargo, mas localista y se centra en una lucha por el poder y en las elucubraciones sobre si Wakanda debe compartir su riqueza y sus avances con el resto del al mundo. Cual sería la mejor forma del proceder: si se desvelan sus secretos, se puede despertar la codicia y la ambición del mundo. Por otro lado, ese poder puede emplearse para la guerra y para conquistar poder. Y también puede usarse con una finalidad mas noble, compartirlo y ayudar en el enriquecimiento tecnológico y en el bienestar social del planeta. Es curioso porque cuando se trata del posible uso bélico del vibranium, se habla todo el rato de enfrentarse a opresores y conquistadores. Yo interpreté que se refería a la persecución que el hombre blanco ha hecho durante muchos siglos a la raza negra. Se plantea como una opción de ejecutar una venganza frente a tantos años de esclavitud. Aquí es donde se describe un interesante dilema político y social.

En cuanto al look desarrollado para este nuevo superheroe, lo mas llamativo debía ser la recreación del país africano de Wakanda. La parte infografica es bastante imaginativa en algunos escenarios pero también con un gran componente kitsch, una extraña combinación de clase con chabacanería. Lo mas destacado es el escenario donde se desarrollan los rituales de coronación y las peleas por el poder, con las distintas tribus ubicadas en una montaña presenciando los enfrentamientos.

Uno de los puntos negativos del film es el escaso carisma del héroe que se ve superado por la mayoría de los personajes secundarios y por los malos, por supuesto. Chadwick Boseman, al que pudimos ver haciendo de James Brown en “I feel good”, no convence en exceso como centro de la función sino mas bien como uno mas del conjunto. Incluso en el clímax final su parte es la mas floja mientras que las de los demás es mas espectacular y emocionante. Por fin vemos a Lupita Nyong’o a cara descubierta interpretando a una guerrera y solidaria wakandiana. De los rostros nuevos para los espectadores destacamos a Letitia Wright como la hermana del protagonista, el alma pensante del grupo y Danal Gurira como una de las guardaespaldas del rey y amante de Daniel Kaluyaa, amigo intimo de T’Challa ( nominado al Oscar por “Déjame Salir”). Forest Whitaker y Angela Basset representan la veteranía en un reparto muy joven. Y la parte de los malos la encarnan el normalmente infografico Andy Serkis, en un papel un tanto histrionico y Michael B. Jordan, un malo que físicamente no lo parece. Ah, y Martin Freeman encarna, aunque nadie lo diría, a un agente secreto…

Ludwig Göransson ya compuso para el director Ryan Coogler la banda sonora de su película “Fruitvale Station”. Para esta nueva colaboracion, el compositor sueco afrontó la tarea de crear una partitura que equilibrase la instrumentación tradicional africana con las tipicas partituras orquestales que suenan en las historias de superhéroes. Durante meses viajó por los pueblos de África del Sur y del Oeste con músicos locales y allí absorbió las raíces musicales que reconocía ajenas a su mundo musical, escuchando y aprendiendo de los africanos.

La buena labor llevada a cabo en “Creed”, donde se revitalizaba con honores la saga Rocky, fue decisiva para que Ryan Coogler se hiciera cargo de la escritura del guion y la dirección de Black Panther. No era solo una mas de superheroes; de igual manera que “Wonder woman” era el manifiesto Marvel de reivindicación de la mujer, ésta tenia una finalidad similar para la gente de color. Recupera para ellos las raíces africanas y por consiguiente su identidad. Dota de brío a la película y combina acción con profundidad temática en partes iguales.

A pesar del entusiasmo inicial, algo que suele ocurrir con todas las películas que Marvel estrena. Black panther es digna pero no revolucionará la historia del cine. Tras una media hora inicial errática, Coogler recoge las riendas de la trama con brío y compone un entretenimiento correcto pero no sobresaliente. Se ve, se disfruta, se olvida y a por la siguiente, que sera a principios de mayo.

Texto: Luis Arrechea.

LO MEJOR: La pelea a varias bandas en el casino coreano. Las escenas de la coronación, saltitos aparte de los espectadores que la contempla. Martin Freeman cumple con dignidad a pesar de que parece descolocado en principio.

LO PEOR: Los “golpes” de humor cargantes que rompen la solemnidad de muchas escenas. El héroe es muy soso.

VALORACIÓN:

Fotografía: 6,5

Banda Sonora: 6

Interpretaciones : 6

Dirección: 6

Guión: 6

Satisfacción: 6,75

NOTA FINAL: 6,21