«Bel canto (La última función)»: Asalto a la embajada

 

El director guionista y norteamericano Paul Weitz experto en comedias, entre otras es el responsable de la película de culto » American pie ( 1999 ) «, que no soporto, y de una pequeña joya del cine indie llamada » Grandma ( 2015 ) «. En esta ocasión vuelve a participar en el guion, junto a Anthony Weintraub, para contarnos una historia dramática basándose en una novela publicada en 2001 por su compatriota, la escritora Ann Patchett, de título » Bel Canto » ( en España la distribuidora ha añadido » La última función «, al de la novela y la película ), y tanto el libro como la película están basados en una historia real en la que, al menos en el proyecto cinematográfico, no se cita el país y desconozco si lo hace la novela que no he leído, se desarrolla en un país latinoamericano en 1996, y que se inicia con un prólogo en Tokio en donde nos presentan de manera breve al personaje de Hosokawa, un rico promotor japonés que se despide de su hijo porque se va unos días a otro país ( en este caso en el que se desarrollará posteriormente la historia dramática ), y una vez que se encuentra en ese lugar, en una mansión a diferencia de en la novela que se desarrolla en la embajada japonesae, en donde se va a celebrar un concierto de ópera, con la presencia de la soprano norteamericana Roxanne Coss, es cuando se produce el acto terrorista que marcará el resto de la trama.

La película es un despropósito y no funciona ni como drama, ya que no genera angustia, ni tampoco está bien filmada, el guion es bastante endeble, y tiene un problema adicional importante que afecta a la versión original ( desconozco si la versión doblada soluciona este lastre, aunque sería de manera tramposa, ya que las películas siempre recomiendo verlas en v.o.s ), y es que se emplean muchos idiomas y no están bien resueltas esas tramas personales en donde el idioma es parte fundamental, creando situaciones ridículas como que alguien que no sabe hablar en camboyano o inglés o japonés poco después lo hable perfectamente, y creo que esas cosas se deberían de cuidar más. En ese aspecto me recordó a » Loving Pablo ( 2017 ) » de Fernando Aranoa en donde la versión doblada solucionaba el caos y ridículo de su proyección en v.o.

Julianne Moore interpreta a la soprano, y ni siquiera su presencia salva el proyecto, ya que está mal en la que seguramente será la peor interpretación de la carrera de una de las mejores actrices de su generación. No imprime carácter a su personaje, ni te crees algunas de sus reacciones, lo que es achacable principalmente al guion tan deficiente. Lo mismo podemos decir del resto del reparto, pese a contar con Ken Watanabe en el papel de Hosokawa, Christopher Lambert en el de Simon Thiboult y Sebastian Koch en el de Messner.

La película no emociona, tampoco tiene ritmo y por citar algunas cosas positivas serían el sonido en las escenas de mayor acción que me parece bastante bien logrado y las conversaciones personales entre los guerrilleros, cuyas historias me parecen mejor tratadas en esta película que las de los personajes protagonistas. Buceando en Internet una vez vista la película pude descubrir que el país en cuestión era Perú durante el gobierno de Alberto Fujimori.
Una película que puede tener su público e igual mejora en versión doblada, pero me cuesta creer que alguien salga satisfecho después de ver esta propuesta con tantas lagunas, al mismo tiempo que aburrida. Una pena que un director que hace unos años fue capaz de presentarnos una gran película como » Grandma » vuelva a un cine más vulgar como el de gran parte de su carrera como director y guionista.

TEXTO: Guillermo Navarro.

LO MEJOR: El guion. Las interpretaciones.

LO PEOR: El empleo del sonido en las escenas de acción.

VALORACIÓN:

Banda sonora: 5

Fotografía: 3

Interpretaciones: 2

Dirección: 2

Guión: 1

Satisfacción: 3

NOTA FINAL: 2,66