«Bomb City»: Lucha por el poder del pueblo

 

El joven director Jameson Brooks nos presenta su opera prima. También ha escrito el guion junto con Sheldon Chick. Brooks es un especialista en efectos visuales y eso se nota en la película. La cinta tanto en su comienzo como en su parte final tiene una reflexión por parte de Marilyn Manson con una voz en off.

La historia son lleva al año 1997, concretamente a la ciudad de Amarillo (Texas). Allí vive un joven punk, que junto con su grupo de amigos celebran conciertos y fiestas en una sala conocida con el nombre de Bomb city. Su forma de vida y sobre todo su estética provocan al resto del pueblo, más conservador.

Pero el mayor problema lo tendrán con un grupo de deportistas, de clase social bastante elevada. Entre ellos empezará a ver distintas peleas y tensiones, las cuales acabaran en un fatídico desenlace. La cinta nos muestra de principio a fin todos estos conflictos.

El director lo que pretende sobre todo es reflejar la naturaleza de las distintas culturas y todo el rechazo social que tienen aquellas personas que no se ajustan a lo que consideramos como normal. La película engancha con unas imágenes muy bien elaboradas, potentes e impactantes. Quizás lo que cuenta lo puedas ver como muy básico, pero en su conjunto funciona bastante bien.

Así queda el rostro de uno de los protagonistas tras una pelea.

Dentro del elenco de actores, destaco sobre todo el papel de Dave Davis, el resto son actores poco conocidos, pero fundamentales para que la película funcione. Aunque todo lo que nos cuenta está basado en una historia real, siempre se descubren cosas nuevas. Es de agradecer que de vez en cuando nos llegue una cinta tan pequeña, pero muy recomendable.

TEXTO: Christopher Laso.

LO MEJOR: Las peleas callejeras
LO PEOR: Algunos escenas son previsibles.

VALORACIÓN:
Banda Sonora: 6
Fotografía: 6.5
Interpretación: 7.5
Dirección: 7
Guión: 7
Satisfacción: 7
NOTAL FINAL: 6.83