Vicky Calavia: “Aragón es un lugar muy rico en rodaje, técnicos, actores y directores, además de en ingenio y brillantez”

Vicky Calavia también es la fundadora de la Muestra Audiovisual Aragonesa
Vicky Calavia también es la fundadora de la Muestra Audiovisual Aragonesa

Un año más es el turno de ProyectAragón. Hasta el 18 de diciembre, la Fundación CAI y el Centro de Historias de Zaragoza acogen la octava edición de esta muestra que cuenta, en esta ocasión, con 40 proyectos de creadores aragoneses. La directora, Vicky Calavia, resalta el ingenio y la brillantez del sector y cuenta las novedades.

Zaragoza.- Diciembre vuelve a ser el mes del sector del cine aragonés. ProyectAragón, la Muestra Audiovisual Aragonesa, regresa en su octava edición con alrededor de 40 obras audiovisuales realizadas por creadores de las tres provincias de la Comunidad. Este año, bajo el lema “Zaragoza territorio de cine”, se rinde homenaje, a lo largo de los encuentros, a la provincia zaragozana como escenario de rodaje.

Una edición que sigue marcada por los recortes económicos, tal y como señala la directora y fundadora de la muestra, Vicky Calavia. Pero esta circunstancia no ha impedido continuar con el trabajo, la ilusión y el esfuerzo de todos aquellos que lo hacen posible.

Este nuevo ciclo, que se celebrará hasta el próximo jueves, 18 de diciembre, en el salón de actos de la Fundación Caja Inmaculada y en el Centro de Historias, trae dos novedades principales. Una nueva oportunidad de conocer de primera mano las piezas audiovisuales aragonesas más recientes, discutirlas con sus creadores y fomentar la cultura de nuestra sociedad.

PREGUNTA.- Ocho cumpleaños ya. ¿Cómo valora la trayectoria de la muestra?
RESPUESTA.- Son muchos años muy bonitos. Con muchas alegrías, con mucho trabajo también. Ocho años por los que ha pasado, prácticamente, todo el que hace cine audiovisual de alguna manera, los que están relacionados con ese mundo, no sólo realizadores, técnicos, críticos, amantes, cinéfilos, “cinecluistas”… mucha gente. No nos ha faltado prácticamente nada ni nadie.

P.- Dice en el programa de esta edición que no pierden la identidad, y que siguen la pista a aquellas “joyas que han permanecido semiveladas y dormidas en estantes, ordenadores, archivos y cineclubs de cientos de autores, productoras y colectivos”. ¿A qué se refiere?
R.- ProyectAragón es una muestra, no un festival, y como tal tiene la vocación de exhibir y de ser una ventana para que se conozcan muchas cosas que de otra manera no se verían en ningún otro sitio, en ningún otro foro. La vocación de ProyectAragón es poner no sólo lo más conocido, lo más premiado de cada año (que también está presente en la muestra y son obras que se pueden ver a lo largo del año en otros festivales), sino autores que jamás mandan sus obras a festivales; autores que han hecho cine amateur o semiprofesional y nadie los conoce o no se han proyectado sus obras nunca. Autores que vienen de otros mundos que no son del cine, sino de la danza, el diseño gráfico… Y que se han lanzado a hacer cine o video, y nunca han proyectado sus obras o que lo hace por primera vez en la muestra, o se han animado incluso a hacer video o cine por la relación con ProyectaAragón. Esa gente que no está en primera línea, de alguna manera, merece la pena darles una oportunidad para exhibir sus obras porque son todas de una calidad medio alta, y así la gente los conoce. Qué mejor modo de conocerlo que exhibirlo.

P.- Dentro de todos los formatos, ¿qué lugar ocupa la videodanza?
R.- Existe en Aragón una gran tradición en géneros de cine documental, y de hecho cada vez más se hacen menos cortos de ficción y más documentales cortos y mediometrajes o largometrajes. Existe luego una parte muy importante experimental, desconocida, y en esa franja hay videoarte, videoinstalaciones (que este año no hacemos porque no hacemos exposiciones, algo que otros años hemos tenido), talleres alrededor de esos mundos diferentes a la ficción y al documental. Y existen también subgéneros como puede ser la videopoesía, la videodanza o el videoclip, que se relacionan con otras disciplinas. De videodanza hay pocos realizadores, pero los que hay son realmente de calidad. Todos los años mostramos alguna pieza. Son pocos creadores, pero piezas muy hermosas.

P.- En todos estos años, ¿se nota un aumento en la participación de los autores año a año?
R.- ProyectAragón siempre ha tenido muy buena acogida por parte de los autores, del público y de los medios de comunicación. Todos los años, en los que hemos tenido una programación de dos meses o dos y medio, hemos tenido más de 120 obras nuevas, de otros tantos autores. La verdad es que el nivel de participación es muy alto. Este año hay menos obras porque hay menos sesiones, pero a final de año todos los autores nos mandan lo que tienen. Se ha creado una relación natural en la que todos me dicen “tengo esto para este año”. Aragón es un lugar muy rico en rodaje, en técnicos, actores, directores, además de en ingenio y brillantez.

P.- ¿Qué criterios se siguen para seleccionarlos?
R.- Hay dos tipos de selección. Una es la calidad técnica, narrativa y el interés que tiene. Es siempre una calidad media-alta. Además, del 2007 a ahora se ha mejorado técnicamente muchísimo, ya prácticamente ninguna obra esta mal hecha técnicamente a estas alturas. Y también temáticamente, porque todos los años hay un tema concreto, buscamos obras que se adecuen a la temática.

P.- Este año ProyectAragón rinde especial homenaje a Zaragoza como espacio de rodaje. ¿Por qué?
R.- Este año hemos hecho un lema trasversal de la muestra que es “Zaragoza territorio de cine”. ¿Por qué? Porque en Zaragoza se ha rodado mucho cine nacional e internacional de gran interés; porque Zaragoza es la cuna del cine. La primera película conservada del cine español, en 1899, es “Salida de misa de doce del Pilar de Zaragoza”, grabada en la plaza del Pilar, por lo que tenemos que sentirnos muy orgullosos porque iniciamos la historia del cine español de alguna manera, y porque de aquí han salido técnicos, guionistas, productores, realizadores… maravillosos. Entonces qué mejor que hacer un homenaje no a una persona, sino a todo el cine que nace y se hace aquí. Con la intención de hacer sucesivos homenajes a las provincias de Huesca y Teruel.

P.- ProyectAragón se ha llevado a otros lugares del mundo. Este año al Spanisches Filmfest Berlín, en Alemania. ¿Qué supone la internacionalización de la muestra?
R.- La muestra colabora todos los años con otros festivales, nacionales e internacionales. Hemos colaborado con Toulouse, con México, con festivales como La Alternativa de Barcelona, con otros muchos aragoneses. Y este año nos llamaron desde Berlín porque conocían la muestra y tenían mucho interés en llevar allí una selección de piezas cortas, también un poco de querencia experimental porque allí el cine experimental se entiende mejor que en España muchas veces. Nos invitaron a presentarlo allí, y nosotros les hemos invitado a traer aquí su Palmarés del 2013 y del 2014, que son cortometrajes nacionales de lo mejor que se ha hecho en estos dos años. Muchos trabajos maravillosos.

ProyectAragón tiene siempre un programa que se llama “Itinerante”. Hemos colaborado con la Agencia de Cooperación Internacional, estuvimos rotando un programa del 2010 al 2013 de obras de aragoneses por Argentina, México, Colombia, Chile… Siempre hemos llevado los proyectos fuera.

P.- Además, México ocupa un lugar destacado este año ya que el 12 de diciembre se emite el documental “Mi hermano Simón”. ¿Qué singularidad aporta este tema y este país en ProyectAragón?
R.- En este concepto trasversal de Zaragoza como territorio de cine, también queríamos hacer un guiño a otros territorios, aunque no sea el grosso del programa. Un guiño a México y a Luis Buñuel, nuestro director estrella.

Buñuel rodó “Simón del desierto” en una población muy pequeña, y los habitantes decidieron hace año y medio hacer un documental sobre cómo fue su participación, la construcción de las columnas donde está Simón del desierto subido predicando, y cómo fue el rodaje. Cuentan las órdenes que les daba Buñuel y hacen un documental colectivo, aunque lo firma Sergio Miranda. Lo estrenamos aquí y a mí me hace mucha ilusión porque también está relacionado con grabar en un territorio y una localización concreta.

P.- El año pasado reclamaban más apoyo de las instituciones. ¿Ha cambiado en algo ya esa situación?
R.- Los tiempos son difíciles para todos, y lo ideal sería que todo el cine, y por supuesto, tanto la producción como la realización y la distribución, estuvieran más apoyadas en España y en Aragón. La situación no ha cambiado a mejor, sino a peor. Entonces, ante eso, como el horizonte no es demasiado luminoso, hay que reinventarse, hacer uso de la imaginación y de otros recursos.

La inversión privada también es un camino aunque, evidentemente, si tuviéramos en España y en cada Comunidad Autónoma el apoyo y la protección cinematográfica que tienen en Francia, por ejemplo, sería diferente, lógicamente.

P.- Con el paso del tiempo, y con su experiencia, ¿cómo sitúa al cine y a los trabajadores de este arte en Aragón?
R.- La evolución desde que existe ProyectAragón se nota, por una parte, porque ha aumentado la calidad técnica. Es obvio que ya no hay ningún trabajo que técnicamente se pueda decir que esté mal, porque están todos bien o muy bien. Han aumentado también las ganas de que la gente cuente las historias en formato largo, ya sea documental o ficción, y de hecho a día de hoy hay obras estrenadas o en proceso de, o proyectos nuevos de largometraje. Y eso para Aragón es algo muy importante y es una novedad porque aquí hacer un largo es una tarea de héroes y de locos.

Después también hay una evolución muy importante gracias a las escuelas de formación. Hace 20 años no había nada, y ahora está la Universidad San Jorge, la Universidad de Zaragoza, el CPA, Los Enlaces y la Escuela del Perro Andaluz. Hay muchos foros donde formarse. Y eso es muy importante porque hay gente muy joven que hace obras fantásticas que no tienen nada que envidiar a las de la gente que tienen más experiencia. Toda esa gente, además, forma un entramado que hace que también puedan trabajar en ese mundo. Antes había que llamar a especialistas de fuera porque no había esa especialización aquí.

Otro aspecto importante de ProyectAragón es que dedicamos un día a mostrar los trabajos hechos a todas esas escuelas y centros de formación. Es un foro que a los alumnos les hace mucha ilusión. Es un lugar de encuentro, una forma de incentivar esas obras que hacen a final de curso. Un día muy especial.