José Luis Anchelergues: “Aprendí a amar el cine y comprenderlo”

archi

El Festival Cine Zaragoza celebra este año su decimonovena edición. Un año lleno de novedades e ideas, en el que se han presentado más de 800 trabajos. El director del Festival, José Luis Anchelergues, quiere que el público sienta con orgullo que es el Festival de su ciudad.

Zaragoza.- Desde pequeño se declaraba aficionado del cine y desde entonces nunca lo ha dejado de lado, el director del Festival Cine Zaragoza, José Luis Anchelergues, presenta este año su decimonovena edición del Festival en el que lleva como director desde su creación.

Del día 20 al 29 de noviembre, nueve sedes acogerán las numerosas novedades que presenta este año el festival. Desde concursos de microcortos a charlas y entregas de sus nuevos premios “Los Augusto”. Más de 800 trabajos se han presentado a la nueva edición de los cuales se han seleccionado 150 “una selección dura pero muy gratificante porque van a ver variedad y calidad en cuestión de lo último que se ha hecho en el sector audiovisual” afirma Anchelergues.

Un festival que ya está consolidado en la ciudad zaragozana y que este año espera superar los más de 13.000 visitantes que acudieron el pasado año.

PREGUNTA.- Este año se celebra la decimonovena edición, ¿Cuántos años lleva organizando el Festival?

RESPUESTA.- Llevo los 19 años, yo fui con un equipo de gente el que lo creó hace un poco más de 19 años, antes hacíamos otras cosas y siempre en mi mente estaba que mi ciudad, Zaragoza, tuviera un festival de cine y ahí lo estuvimos trabajando hasta que al final pudo salir adelante, es decir, que desde hace 19 años que estoy como director.

P.- ¿De dónde viene su pasión por el cine?

R.- Pues ya desde crío, por eso me gusta incluir en los preámbulos del Festival un espacio a la educación audiovisual a los pequeños porque yo desde crío cuando me apasionaba mucho iba a los cineclubs y ahí aprendí a amar al cine y comprenderlo. De hecho con 15 años fundé un cineclub y a partir de ahí pues fundamos una asociación que se llamaba El Gallinero y que después lo reconvertimos en la Asociación del Festival de Cine de Zaragoza y así ha sido el proceso. Me apasiona mucho.

P.- ¿En qué lugares se va ha hacer este año el Festival?

R.- En muchos, siempre hay un sitio principal, nuestro centro de operaciones siempre será, aunque este año pierda un poco de protagonismo, el Centro de Historias, pero siempre vamos ha hacer cosas ahí, es nuestra oficina, nuestra sede y a la que tenemos mucho cariño. Pero este año refuerza mucho el Festival, prácticamente toda la sección oficial menos documentales y los encuentros escolares que han sido en Caixaforum, los Cines Aragonia, unas salas que están muy bien preparadas y bien situadas que van a dar una calidad importante al Festival. Hay nueve sedes como tal este año.

P.- Pese a que el próximo año será el 20 aniversario, en esta edición se estrenan muchas novedades, ¿Cuáles son?

R.- Lo que se ha añadido son certámenes nuevos como el de microcortos, con ayuda a las redes sociales y a través de Internet se verán en los días del Festival. También se estrena Aragón negro, que son temáticas de cine negro, es como una especialización, además de los encuentros escolares que este año pasan a ser europeos y no nacionales. También hemos contado con nuevas sedes como Caixaforum o el encuentro profesionales que es una apuesta muy importante del Festival porque es tanto para la gente que viene de fuera como la gente que está en el sector, que puedan encontrar gente de la industria del audiovisual que viene a presentar todo tipo de novedades. También tendremos el “café con”, con cafés Orús, alrededor de la hora del café tendremos unas tertulias con los invitados que vengan, que habrá muchos. La novedad más importante, ya era hora después de 18 años, es que tuviéramos un premio como tal, con nombre propio, con una personalidad y nos costaba, al final nacen este año para quedarse, Los Augusto. La estatuilla va a ser la cabeza de Augusto. Creo que hemos acertado ya que ha gustado mucho.

P.- ¿Qué significado tienen estos premios para el Festival?

R.- Nosotros somos Festival Cine Zaragoza y yo lo digo bien alto porque es lo que pretende ser, hay dos sectores a los que vamos dirigidos, el primero por su puesto que está mas que consolidado aunque hay que cuidarlo que es el sector de la cultura, de lo audiovisual no solo aragonés sino nacional e incluso internacional. El segundo sector es el público, el público con mayúsculas, la gente de la ciudad ya que es el festival de la ciudad, a lo mejor en algunos casos no acuden, que esperemos que si ya que hay muchas sesiones libres y las que no son libres es un precio simbólico de dos euros. Lo que pretendemos es que el público sienta con orgullo que es el festival de su ciudad y la figura de Augusto pretende simbolizar que es la ciudad y es tu festival, de hecho el mensaje este año es ese, “tu ciudad, tu festival”.

P.- ¿Cuántas personas acudieron al Festival el pasado año?

R.- El año pasado gracias a una exposición, que este año es la única asignatura pendiente que tenemos, al final estábamos hablando de unos 13.000 o 14.000 espectadores teniendo en cuenta todo el desarrollo del Festival. Este año yo estoy convencido de que se van a incrementar no solo por la cantidad de espectadores sino por los invitados que van a venir a presentar sus trabajos o cualquier otro tipo de cosas y eso es público que viene al Festival.

P.- ¿Qué se podrá ver en el Festival?

R.- Van a poder ver mucha calidad porque recibimos más de 800 trabajos en todas las categorías y la verdad es que hemos hecho una selección dura pero muy gratificante porque van a ver variedad y calidad en cuestión de lo último que se ha hecho en el sector audiovisual de los jóvenes y nuevos realizadores. Alrededor también hay cosas curiosas, por ejemplo, el país invitado este año es Rumanía, vamos a descubrir un cine de los últimos años en el que la gente se va a sorprender y yo creo que este va a gustar.

P.- Desde hace 19 años que dirige el Festival, ¿los objetivos son los mismos?

R.- Los objetivos están más que cumplidos en líneas generales, por mi mente solo pasaba que Zaragoza tuviera un festival, que yo lo organizara, y conmigo un equipo. Pero por supuesto para nada podía imaginarme a lo que podía llegar, eso ha sido un tema de trabajo y no de un día y ya está. Una vez dicho que los objetivos están más que cumplidos, pasa una cosa, cuando el Festival ya está consolidado, si te quedas en que ya se ha cumplido todo puedes conseguir un efecto contrario que todo lo que te ha costado tantos años, se vaya en un momento al “garete”. Por lo tanto, lo importante es intentar renovar con unas líneas muy claras, evolucionar y entonces en ese sentido no solo contagias a la gente y das vida al Festival sino que te das vida a ti mismo porque yo creo que si no tienes ese aliciente, uno es muy aburrido.

P.- ¿Cuántos trabajos habéis recibido este año?

R.- Este año se han presentado unos 832 o 834 de diversas categorías, y al final se han seleccionado alrededor de 150 a concurso, no quiere decir que solo se proyecte eso ya que hay muchísimas proyecciones. Estamos muy contentos.

P.- ¿Se podría decir que después de tantos años el Festival ya está consolidado en Zaragoza?

R.- Sí pero esto no quiere decir nada, la gente te felicita y te dice lo bien que te va todo, pero uno tiene que ser autocrítico y exigente y ver las cosas que van bien y las cosas que tienen que cambiar, es verdad que esto tiene un proceso, estamos en una nueva etapa que tiene un fondo de trabajo de aproximadamente de los tres próximos años o cuatro, entonces vuelves a plantearte cosas. Hasta los 10 años una historia de este tipo lo que tiene que hacer es ponerse en el mapa, es decir, buscar tu hueco, el ver como vas evolucionando, el ver como te van recibiendo y el ir creciendo poco a poco, sin prisas pero sin pausas y así es como lo hemos hecho.

P.- Este Festival es una forma de acercar el cine a los Zaragozanos, ¿cómo está la situación de este género en Zaragoza?

R.- Se resiente por el tema de la crisis, también por los recortes que ha habido al tema cultural pero eso no quita que no haya trabajos, hemos recibido muchos y de mucha calidad. Yo siempre he dicho que estoy muy orgulloso de lo audiovisual aragonés, y lo digo bien alto porque cada vez en los últimos años ha ido evolucionando mucho y hay trabajos de muy buena calidad y eso lo vamos a notar. Podemos estar orgullosos de los cineastas aragoneses y de los equipos que hay aquí.

P.- ¿Qué haría falta para relanzar el sector cultural en Zaragoza?

R.- Un esfuerzo de todos, siempre hablamos del dinero, que es importante, pero muchas veces muchos de nuestros patrocinadores, a parte de dinero lo que te dan es “especies” que te aportan cosas que no podrías hacer ya que no tienes esos recursos económicos. A veces el problema es que ya que no tenemos una barbaridad de dinero para poder realizar ciertos trabajos con las mejores condiciones, pues que haya empresas o lugares que digan bueno pues aquí tenéis este hotel a vuestra disposición. Pero luego está lo humano, que la gente del sector tiremos del carro, que hagamos nuestros mayores esfuerzos ya que yo siempre digo que para dedicarnos a esto hay mucha parte de amor más que de materialismo. Que alguna vez se apruebe la ley de apoyo, de mecenazgo, esa ley si que existe en otros países y aquí no existe. No solo no tenemos beneficios fiscales sino que se nos pone un 21% de IVA, es una lucha que esperemos que llegue a buen puerto algún día.