“Ganar un Goya no te garantiza nada. Lo que te da un verdadero respaldo es tener éxito en taquilla”

El guionista aragonés Francisco Rocal, durante la fiesta de los nominados a los Goya
El guionista aragonés Francisco Rocal, durante la fiesta de los nominados a los Goya

Francisco Roncal es un joven guionista zaragozano nominado por la película “Zipi Zape y el club de la canica” a Mejor Guión Adaptado en los premios Goya 2014. Un trabajo que ha realizado mano a mano con Jorge Lara, otro aragonés al que conoce muy bien porque ambos empezaron juntos a gestar su carrera en la capital aragonesa.

Esta es la primera película que ha hecho Roncal como guionista, después de varios años trabajando para la productora GloboMedia en programas de humor y entretenimiento como “Los hombres de Paco”, “Lex” o “Se lo que hicisteis”, entre otros.

El próximo domingo, Roncal se vestirá de punta en blanco para acudir a la Gala de los Goya 2014 y codearse con los grandes del cine español. Tendrá el privilegio de sentarse en una de las primeras filas ya que está nominado a una de las grandes categorías de los premios más importantes de la industria cinematográfica del país.

Pregunta.- ¿Cómo vivió el momento en el que se enteró de que estaba nominado a los premios Goya?
Respuesta.-Pues lo cierto es que no me acordaba del día que iban a dar a conocer las nominaciones. Estábamos en la lista de 30 preseleccionados a la categoría de Mejor Guión Adaptado, pero ésta la forman la mayoría de las que han presentado las productoras a cada sección, por lo que tampoco significaba nada. Fue una amiga la que me dijo que nos metiéramos en Internet para ver en directo la rueda de prensa en la que anunciaban los nominados. Lo cierto es que me llevé un alegrón cuando me enteré. Sabíamos que la película había tenido éxito en taquilla y estábamos muy contentos por ello, pero esta nominación es algo más importante porque supone un reconocimiento de tu trabajo, tus compañeros de profesión. Ganar ya lo veo más difícil, pero estar nominados ha sido un alegrón.

P.- ¿Por qué ve difícil ganar?
R.- Yo creo que se lo va a llevar Canibal porque está en boca de todos y tiene el cartel de película favorita. De hecho, también estábamos nominados en los premios del Círculo de Escritores Cinematográficos, que se celebraron el pasado fin de semana, y en nuestra categoría se lo llevó esa película. Por eso sabemos que lo más probable es que no nos los llevemos, pero siempre albergas un poquito de esperanza porque has llegado hasta allí.

P.- ¿Cómo ha sido su trayectoria profesional hasta llegar a hacer el guión de esta película?
R.- Mi labor como guionista empezó en la cadena local zaragozana ZTV donde hice un par de programas de humor junto a Jorge Lara, el coguionista de Zipi y Zape. Estos programas no duraron mucho, pero enviamos un montaje con las mejores partes a la productora Globomedia y les gustó. Allí trabajé haciendo varios programas como “Los Irrepetibles de Amstel”, “Los Hombres de Paco” o “Se lo que hicisteis”. Después, la productora que tenía en mente llevar Zipi y Zape a la pantalla pensó en nosotros para hacer el guión. Jorge Lara se ocupó del argumento y yo acabé el guión.

P.- Pero, adaptar un tebeo tan conocido debió ser todo un reto, porque estos gemelos están en el imaginario de gran parte de la sociedad española….
R.- Sí, pero aunque Zipi y Zape sean conocidos, no tenían una historia reconocible detrás. La gente se ha quedado con que son dos gemelos. Lo que nosotros hemos querido hacer es adaptar el comic a nuestro tiempo. Hay muchos comics españoles que estaban anclados en otra época y había que renovarlos. Todos lo están haciendo. Es normal porque la sociedad ha cambiado mucho.

P.- Supongo que estas últimas semanas estarán siendo una locura. Hace apenas unos días se celebró la fiesta de los nominados a los Goya en los Teatros del Canal de Madrid y en la tradicional foto de familia creo que tenía un sitio privilegiado……
R.- La verdad es que no está siendo ninguna locura. Nos han llamado de algunos medios de Aragón donde hemos hecho algunas entrevistas, pero a nivel nacional solo se suele llamar a actores. Es cierto que el día de la fiesta de los nominados estábamos en buen lugar, pero creo que fue casualidad. Nos pusimos donde nos dijeron. Las categorías menores van detrás y se pueden poner como quieran, pero las principales, como la nuestra, teníamos un sitio asignado. Tuvimos la suerte de que nos tocó en el centro, detrás de los más grandes.

P.- ¿Ya tiene más proyectos cinematográficos en mente?
R.- Pues sí. Antes de estrenar Zipi y Zape la productora nos contrató para hacer otro guión porque les había gustado el trabajo que habíamos hecho. Es un trabajo que ya está escrito desde hace más de un año y si todo va bien igual se rueda este año. Hay que tener en cuenta que en el cine todo se mueve muy despacio, no como la televisión donde las cosas se hacen de un día para otro. En el cine hay que tener paciencia.

P.- Al estar nominado tan joven, ¿siente vértigo por si sus próximos trabajos no alcanzan el mismo reconocimiento?
R.- Algo de vértigo da porque cuando empiezas es algo difícil de alcanzar, pero ahí estamos. Desde luego, ya lo podemos tachar de la lista de cosas que hacer antes de morir. Es verdad que a partir de ahora si sigo trabajando en el cine tendré la presión por si no vuelvo a conseguir la nominación. Lo bueno es que, como también trabajo mucho para la televisión, tengo ese respaldo.

P.- Y, ¿Cree que si gana el Goya tendrá más libertad para poder hacer proyectos propios?
R.- No, la cosa no es tan sencilla en España. Aquí se cuentan con los dedos de las manos los profesionales que pueden hacer eso, y se apellidan Almodóvar, Amenábar, Álex de la Iglesia…..Si ganáramos, subiríamos un escalafón, lo que ayuda a la hora de que tú nombre se tenga más en cuenta para nuevos proyectos. De hecho, si miras la lista de guionistas ganadores durante los últimos años, prácticamente todos siguen sin ser conocidos.

P.- Al menos servirá para hacer contactos….
R.- Eso le ocurre más a los actores, aunque tampoco mucho porque, por ejemplo, el año pasado ganó Candela Peña y sigue sin tener nuevos proyectos un año después. Pero sí, estos premios están muy bien porque suponen un reconocimiento mediático muy interesante que suma, pero no es definitivo. Ganar un Goya no te garantiza nada. Lo que te da un verdadero respaldo es tener éxito en taquilla.